Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Variaciones del odio-oído, El ingenio no tiene bridas

13 de septiembre de 2018 04:40 AM
11 0
Variaciones del odio-oído, El ingenio no tiene bridas

“Oído el azar, raza, le odió”. ¡Qué curioso! Es una matriz venturosa, feraz y, por desgracia, poco frecuentada en nuestros pagos, en nuestras latitudes: “Odió la sor rosal oído”, “Odió dama, amad oído”, “Odió amar, trama oído”, “Odió amar, brama oído”.

E incluso el infinito: “Odió oído, odió oído, odió oído, odió oído”. ¡Ah!, ¡qué maravilla! “Odió Roma amor oído”. Y los de la familia palindrómica, ¡uf!: “Odió Aída Nadia oído”, “Odió Ramón Omar oído”, “Odió Anel Elena oído”, “Odió Ana Susana oído”, “Odió Osama Dámaso oído”, “Odió Noé León oído”. Hay uno alentado por la modestia: “Odió elogio, óigole, oído”.

Los núcleos palindrómicos son diversiformes y entrañan una posibilidad de fecundidad aforística sin fin. Digamos que, en la paráfrasis de Todorov, todo núcleo palindrómico es infinitamente catalizable. El ingenio no tiene bridas. Con este mínimo núcleo afloraron múltiples variantes: “¿Odió ley el oído?”.

Fuente: milenio.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0