Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Los temas que darán 'dolor de cabeza' a México en la ronda 4 del TLCAN

11 de octubre de 2017 11:04 AM
23 0
Los temas que darán 'dolor de cabeza' a México en la ronda 4 del TLCAN

Las negociaciones que comienzan hoy en Washington se anuncian como las más complicadas desde que iniciaron en agosto, EU hará propuestas concretas en temas nuevos y otros se terminarán de definir.

La cuarta ronda de negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) inicia hoy en Washington, y el equipo mexicano de negociadores tendrá que sacar la casta para lograr acuerdos en los temas difíciles.

Las expectativas de los alcances de esta ronda son amplías. Los temas sencillos tienen avances concretos, ya hay un capítulo cerrado, el de pequeñas y medianas empresas, y se espera que en esta ronda queden cerrados los de competencia, comercio electrónico, mejores prácticas regulatorias, telecomunicaciones y facilitación al comercio.

Como otra señal más de la complejidad de esta ronda, es que se llevará a cabo en siete días en lugar de cinco como las tres primeras rondas, según información difundida ayer por fuentes cercanas a la negociación.

Habiendo avanzado en los temas fáciles, comenzará la discusión de los temas complejos. que han causado controversia y en los cuáles México no está del todo de acuerdo. Sobre ellos se espera que en esta ronda haya propuestas concretas de parte de los negociadores.

Algunos de ellos son parte de los objetivos de la negociación que presentó Estados Unidos previo al comienzo de la negociación, tales como el de endurecer las reglas de origen y eliminar los mecanismos de solución de controversias del Capítulo 19.

Otros más se han planteado en el curso de las últimas rondas, y se espera que en ésta haya ya un planteamiento formal de la delegación estadounidense que las propuso. Entre ellos están la revisión del TLCAN cada cinco años, la limitación de exportaciones mexicanas y canadienses de frutas y hortalizas en las temporadas que sean producidas en territorio estadounidense.

El equipo que representa al gobierno de Donald Trump propone que cada cinco años se termine el TLCAN, salvo que los tres países prorroguen esta disposición.

La propuesta ha generado oposición de los equipos mexicano y canadiense que consideran que es un factor que puede generar incertidumbre para las inversiones, y por tanto no propiciar un ambiente adecuado para la creación de empleos, dijo Thomas Donohue, presidente de la American Chamber of Commerce (Amcham), la cual reúne a empresas que tienen inversiones en México.

No obstante, el sector privado en México, representado por Juan Pablo Castañón, y que asesora al gobierno mexicano, confía en que las propias condiciones del mercado, y la resistencia de Canadá a esta propuesta puedan ayudar a que esta propuesta no prospere.

“Hay negociadores profesionales, y los empresarios estamos detrás de ellos. Estamos convencidos de encontrar soluciones a posturas unilaterales que se puedan convertir en un buen trato para los tres países”, dijo Castañón a la prensa luego de un encuentro con el presidente de la Amcham, ayer por la mañana.

Manuel Díaz, presidente de Grupo Ei, y ex presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (IMECE), considera no del todo negativa esta propuesta, pues en vez de enfocarse en un término del Tratado cada año, se puede enfocar en hacer revisiones para su constante modernización.

Francisco de Rosenzweig, socio de White & Case, consideró que por ser una propuesta inaceptable, no tiene sentido abordarla.

“Es una propuesta que genera incertidumbre y preocupación al sector agroalimentario, pues son ventas anuales por 13,500 mdd. Lo que ha pedido el gobierno mexicano es que ésta proposición no sea objeto de discusión”, comentó Rosenzweig.

Según la información compartida en la última ronda por parte de Ildefonso Guajardo, tanto México como Canadá esperan en la cuarta ronda que Estados Unidos presente su propuesta sobre el contenido regional que propone para la producción automotriz. Más de 70% de las exportaciones de autos de México se dirigen a Estados Unidos, y el resto a otros 99 países.

El gobierno de Donald Trump quiere reglas de contenido de la región más estrictas para evitar que importaciones realizadas en otras naciones sean consideradas “hechas en América del Norte” sólo porque se ensamblaron en México.

Según un análisis de Grupo Bursátil Mexicano, Estados Unidos propondrá 50% de contenido proveniente de este país. "La mayoría de los vehículos fabricados en México y Canadá no cumpliría con el 50%. En consecuencia, dicha propuesta elevaría las estructuras de costos que tienen las armadoras actualmente", señala un reporte del grupo financiero.

Bajo las reglas actuales del TLCAN, el 62.5% de las partes de un vehículo fabricado en la región debe provenir del bloque comercial.

Eliminar este capítulo que abre la posibilidad de dirimir controversias ante paneles de arbitraje es inviable para México y Canadá. “Nuestro gobierno está absolutamente comprometido a defenderlo”, dijo la canciller canadiense Chrystia Freeland, en conferencia de prensa al término de la tercera ronda.

La posición mexicana sobre este tema es que simplemente no hay nada que negociar, si Canadá y México no desean que desaparezca mientras Estados Unidos sí..

Sobre el tema laboral, en la tecera ronda trascendió que la propuesta de Canadá es agresiva y no solo toca derechos laborales, sino que incluye la cuestión salarial, con la intención de mejorar ese aspecto en México, ya que sus bajos salarios redundan en una competencia desleal frente a empresas de Estados Unidos y Canadá que pagan mejor.

Robert Lighthizer, jefe negociador de Estados Unidos, declaró a medios que Estados Unidos buscará llevar las negociaciones en este terreno al terreno salarial.

Sin embargo, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, ha insistido en que el aumento de salarios no se ha tocado y que las negociaciones giran en torno a mejorar los derechos laborales de los trabajadores. Los salarios son un tema de política interna que no está sobre la mesa, dice.

Esta fue una de las propuestas del gobierno de Estados Unidos previo a las negociaciones, pero no ha sido llevada a la mesa y se espera que pase en esta cuarta ronda, refirió Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto, una figura creada por el sector privado para acompañar de forma paralela al gobierno en la negociación.

La propuesta radica en limitar a un monto monetario (aún no dado a conocer) las ventas que pueden hacer las empresas de México y Canadá al gobierno de Estados Unidos, y que también en esa misma proporción se limiten las compras de los gobiernos mexicano y canadiense a las empresas de Estados Unidos, refiere la lista original de objetivos para renegociar el TLCAN del equipo de Trump.

Por ejemplo, si las empresas estadounidenses venden 50 millones de dólares (mdd) a Canadá y otros 50 mdd a México, México sólo podrá comprar 50 mdd a Estados Unidos y 50 mdd a Canadá.

UBS considera que esta es una propuesta que pone en desventaja a México, considerando que el mercado de adquisiciones mexicano es una fracción de la de Estados Unidos. Además de que daría indirectamente un mejor acceso los países fuera del TLCAN, a los contratos de los Estados Unidos.

Lea también: México, rezagado en internet de las cosas

Fuente: expansion.mx

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0