Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

¿Qué se sabe sobre el socavón del Paso Exprés?

13 de julio de 2017 04:21 PM
59 0

Todo transcurría con relativa normalidad en Cuernavaca la mañana del miércoles 12 de julio. Alrededor de las 5:00 de la mañana un socavón de alrededor de ocho metros de diámetro se abrió sobre los carriles del Paso Exprés con dirección sur a norte, a la altura del kilómetro 93+600 que se localiza en el poblado de Chamilpa, al sur de Cuernavaca. A poco más de tres meses de que lo inauguraran.

Al agujero cayó un auto en el que viajaban dos hombres que se dirigían al trabajo. Ambos murieron en el incidente. El reporte de diferentes medios de comunicación coincide en que, según testigos, el auto cayó al pozo a las 5:30 de la mañana y las labores de rescate iniciaron a las 11:00 de la mañana.

Los dos pasajeros del vehículo tenían una relación consanguínea. El padre, de 59 años, y su hijo, de 33, salieron de la colonia El Capiri, en el municipio Emiliano Zapata, donde residían. Se dirigían a su trabajo en la zona industrial de Civac, en el municipio de Jiutepec, Morelos, ambos trabajaban en una distribuidora de pollos Pavos Parson. El padre era técnico en embutido de alimentos, y su hijo era chofer y repartidor en la misma empresa, según se informó en noticieros Televisa.

Al caer en socavón de unos cinco metros de profundidad, piedras y tierra cayeron sobre el vehículo, imposibilitando a los pasajeros salir. Dentro del vehículo se produjeron llamadas de teléfono pidiendo ayuda a sus familiares y sus compañeros de trabajo, sin embargo, los familiares de los hombres atrapados, jamás pudieron volverse a comunicar con ellos.

Mientras el auto aún se encontraba dentro del hoyo, se registraron varios derrumbes. Según el periódico Excelsior, el socavón, que tenía cuatro metros de diámetro cuando cayó el vehículo, alcanzó los ocho metros de diámetro con el paso de las horas y las labores de rescate.

En un lapso de 10 horas de trabajos de rescate, lograron sacar los dos cuerpos sin vida y el auto.

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, informó que el accidente se produjo por el reblandecimiento de la tierra que sostenía esa parte de la vía, después de que las fuertes lluvias de los últimos días y la acumulación de basura obstruyeran el drenaje del lugar se produjera un encharcamiento que a la postre, debilitaría la estructura.

Ruiz Esparza informó que el Colegio de Ingenieros hará un peritaje independiente para determinar responsabilidades en la construcción de la obra y que la Secretaría de la Función Pública realizará una auditoría para revisar si algún funcionario dejó de atender alguna responsabilidad. Los resultados de estas primeras indagatorias se entregarán en los próximos días.

El funcionario comentó en diversas entrevistas durante el pasado miércoles que los técnicos y funcionarios de Protección Civil estatal reportaron que debido a las lluvias “atípicas” de los tres últimos, se produjo una avalancha de ocho metros que estorbó con basura el drenaje debajo de la carretera, lo que provocó la acumulación de agua y el reblandecimiento del terreno que sostenía la obra.

Agregó en su participación con medios de comunicación que pidió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) revisar los drenajes de todo el Paso Exprés.

Un comunicado de la SCT emitido el mismo día del incidente, respaldó los dichos del secretario de gobierno. La SCT informó que el hundimiento se produjo por la erosión de una alcantarilla en el que se acumuló basura en exceso, la concentración de agua por las intensas lluvias recientes y la deforestación del área por el crecimiento de la zona urbana. El comunicado explicó que la alcantarilla y el drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no forma parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Exprés.

Pero estos resultados no son definitivos y habrá que estar al pendiente de lo que las revisiones más exhaustivas revelen, ya que al poco tiempo de que la obra que funciona como libramiento de Cuernavaca en la autopista que va rumbo a Acapulco fuera entregada por el Presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de la entidad, Graco Ramírez, hubo reportes del inminente peligro que corría esa sección de la obra.

Según el periódico La Jornada, una carta dirigida al ingeniero José Luis Alarcón y fechada el 30 de junio del ayudante municipal del poblado de Chipitlán, Mario Meneses, advirtió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Morelos, sobre el posible colapso del muro de contención del Paso Exprés Cuernavaca. La epístola alertaba sobre los peligros justo de la zona en donde se produjo el pozo y pidió actuar con prontitud, ya que el caudal de agua que baja de la Barranca Santro Cristo, corre por debajo de este tramo. La misiva alertaba que la mala planeación del Paso Exprés había ya provocado inundaciones a los vecinos del tramo.

Según La Jornada, recientemente vecinos del lugar reportaron otro socavón, esta vez a un lado de la autopista. Según el diario, ni la SCT, ni el municipio o el gobierno del estado atendieron el reporte.

Según el periódico Excelsior, esa no fue la única denuncia sobre el riesgo que corría la obra. Protección Civil, La Comisión de Derechos Humanos y el Alcalde de Cuernavaca habían advertido del riesgo. Protección Civil alertó desde inicios de junio de 35 irregularidades en la obra; Cuauhtémoc Blanco, alcalde de la ciudad capital del estado, notificó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de diversos problemas con la obra; la Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHEM) dijo que vecinos habían denunciado ante al organismo irregularidades en la construcción y operación, por lo que iniciaron un expediente.

La obra, el Paso Exprés en la México-Cuernavaca, es una ampliación de cuatro a ocho y de hasta 10 carriles de la autopista México-Cuernavaca. Cuenta con el confinamiento de cuatro carriles centrales para que los automovilistas que transiten hacia el sur de Morelos o a Guerrero, recorran la capital sin necesidad de ingresar a Cuernavaca, evitando los embotellamientos producidos por el exceso de vehículos de la ciudad. Son poco más de 14 kilómetros que van desde antes de la salida a la Paloma de la Paz y hasta la salida sur conocida como El Polvorín. La obra fue inaugurada el 5 de abril por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Graco Ramírez y tuvo un costo de 2,213 millones de pesos.

Antes de la inauguración del Presidente, el titular de la SCT, garantizó que duraría 40 años en buenas condiciones por las especificaciones de la obra y los materiales usados lo que aseguraba la durabilidad. Una vez más, durante la ceremonia de presentación, Ruiz Esparza, reiteró que en la obra se usaron los mejores materiales: "14 kilómetros construidos con concreto hidráulico, para efectos que tenga una larga durabilidad, un bajo mantenimiento (...) es una vía de alto uso por la que pasan, en fines de semana más de 100,000 vehículos, y pues que los resista perfectamente bien y que no tenga que estar sujeta a mantenimiento en un tiempo largo."

Además, el secretario de estado recalcó que para la obra se hicieron 10 kilómetros de drenaje. "durante la obra, en los contactos con los vecinos de la autopista, nos dimos cuenta de que se necesitaba, urgentemente, instalar esto para que las casas, el agua misma de la lluvia pudiera tener un lugar, 10 kilómetros de drenaje y dos kilómetros de líneas hidráulicas, que sin duda benefician a todas las colonias vecinas y a todas las familias"

La obra consistió en la construcción de la ampliación de corona de 21 a 36 metros de ancho para albergar hasta diez carriles, cinco por sentido; de los cuales cuatro, de 3.5 metros de ancho cada uno, son confinados para trayectos de largo itinerario y seis carriles laterales de 3.2 metros de ancho. La construcción incluye cinco entronques. El Paso Exprés fue planeado como una obra con una longitud de 14.5 kilómetros y un aforo de más de 100,000 vehículos por día.

Fuente: eleconomista.com.mx

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0