Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

¿Por qué México espera cada vez menos de la renegociación del TLCAN?

12 de octubre de 2017 10:01 AM
14 0
¿Por qué México espera cada vez menos de la renegociación del TLCAN?

Los negociadores se han quitado los guantes conforme se reúnen este miércoles para una dura cuarta ronda de negociaciones sobre la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero el estado de ánimo en México se ha deteriorado enormemente en cuanto a las perspectivas de un acuerdo.

Una propuesta estadounidense para proteger sus productos de temporada, que sorprendió a los negociadores en Ottawa en la tercera ronda de las conversaciones el mes pasado, fue un mal augurio de cara a las demandas estadounidensespara el sector automotriz que se espera se presenten en Washington esta semana, dicen los líderes empresariales mexicanos.

Ahora están comenzando a hablar sobre la posibilidad real de que México se retire o las negociaciones fracasen y la posibilidad de vivir sin el TLCAN hasta que termine la presidencia de Donald Trump.

“Si me hubiera preguntado al comienzo de este proceso, habría puesto las probabilidades de éxito en 70/30”, dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, parte del equipo comercial mexicano que colabora con los negociadores oficiales. “Después de la tercera ronda, yo diría que es al revés”.

Thomas Donohue, jefe de la Cámara de Comercio de EEUU -el principal grupo de presión comercial del país- también hizo sonar la alarma en una reunión con líderes empresariales en México. Conforme 300 cámaras estatales y locales de los 50 estados de EU escribieron a la Casa Blanca instando al gobierno a “no hacer daño”, prometió “hacer hasta lo imposible” para salvar el TLCAN a pesar de “las propuestas venenosas que hay aún sobre la mesa y que podrían hacer fracasar todo el proyecto”.

Lea también: Negociadores del TLCAN se enfrentarán a las demandas agresivas de Estados Unidos

El gobierno de México ha mantenido que preferiría no tener ningún acuerdo que tener uno malo, pero había procurado mantener un tono oficial optimista. No obstante, Luis Videgaray, el canciller de México, dijo en una audiencia del Senado el martes que “México sólo continuará en este proceso si este tratado es del interés nacional”.

Juan Pablo Castañón, jefe de la confederación empresarial más grande del país, ha flotado públicamente la posibilidad de que México abandone las negociaciones. Hasta ahora, muchos habían asumido que si ocurriera alguna ruptura sería desencadenada por la frustración de Trump con el tratado de 23 años que según él ha resultado injusto para EU al provocar el traslado de fábricas y empleos a México, un país con menores costos.

Gustavo de Hoyos, presidente de COPARMEX, otra asociación empresarial, dijo que la propuesta estadounidense de proteger los productos de temporada “claramente nos preocupó. Es un signo de lo que están pensando”. La respuesta podría ser una suspensión temporal del TLCAN, lo cual él y otros líderes empresariales han sugerido.

“Si no existen las condiciones de negociación, es mejor no tener ningún TLCAN durante unos años, y volver a las normas de la Organización Mundial del Comercio, que aceptar un mal acuerdo”, agregó Hoyos.

Las tres rondas de conversaciones del TLCAN hasta la fecha han logrado algunos progresos, pero no en los temas difíciles. Con siete rondas de conversaciones programadas antes del final del año en un apretado calendario diseñado para concluir el acuerdo antes de las elecciones presidenciales en México y las elecciones de mitad de período en EU el próximo año, se espera que las negociaciones de esta semana finalmente aborden cuestiones fundamentales.

Pero los obstáculos incluyen una cláusula de suspensión que EU flotó y que eliminaría el TLCAN después de cinco años, a menos que las tres partes lo renegociaran; la insistencia de EU en utilizar el pacto para recortar sus 64.3 mil millones de déficit comercial con México; y el deseo estadounidense de ver un mayor contenido estadounidense y norteamericano, las denominadas reglas de origen, en las piezas de coches.

Eduardo Solís, jefe de la asociación automotriz de México, quien también acompaña a la delegación oficial, dijo: “Todo el mundo pierde con las reglas de origen estrictas”.

Lea también: Rechazan México y Canadá “cláusula de extinción” a TLCAN

Fuente: elfinanciero.com.mx

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0