Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

¿Qué le faltó a México para vencer a Alemania?

29 de junio de 2017 10:10 PM
53 0
¿Qué le faltó a México para vencer a Alemania?

El Tri se quedó sin la posibilidad de avanzar a la final de la Copa Confederaciones, luego de caer goleado ante los campeones del mundo por 4-1.

Lo alertamos antes de la Copa Confederaciones: México tiene serios problemas en defensa. La diferencia es que esta vez el rival no fue Honduras, Estados Unidos o Costa Rica, sino el actual campeón del mundo: Alemania.

No tiene sentido hablar de nombres, la cuestión es de funcionamiento. El desorden atrás se vio a lo largo del torneo, incluso cuando jugaron Carlos Salcedo y Diego Reyes, quienes hoy estuvieron ausentes por lesión.

Esta vez no podemos decir que la posesión fue intrascedente, a pesar del resultado. Y es que la Selección mexicana logró traducir la tenencia de la pelota en ocasiones de peligro, pues llegó constantemente al arco de Ter Stegen. ¿El problema? No las metió.

Los de Juan Carlos Osorio desperdiciaron cualquier cantidad de oportunidades, siendo la de Chicharito una de las más importantes. El Tri no tuvo la efectividad de Alemania, que en las dos primeras llegadas sentenció el partido por medio de Goretzka.

A diferencia de otros partidos, México nunca pudo superar a los laterales del conjunto contrario. Ni Javier Aquino, ni Hirving Lozano, ni Miguel Layún... Ninguno pudo desbordar y generar peligro por las bandas a lo largo de los 90 minutos en el Olímpico de Sochi.

Esto, en buena medida, fue por el gran trabajo de Hector y Henrichs, quienes garantizaron la superioridad numérica por los costados en todo momento. Estos dos hombres fueron clave en las rápidas transiciones de Alemania, que en cuestión de segundos pasaba de un 5-3-2 a un 3-5-2, según las circunstancias del partido.

Alemania ganó el juego en las áreas. De eso no hay duda. Los de Joachim Löw obligaron a México a jugar lejos del arco de Ter Stegen, por lo que la mayoría de las ocasiones del Tri llegaron por medio de jugadas de pelota parada o remates de larga distancia, como lo fue el golazo de Marco Fabián.

Del otro lado sucedió lo mismo, pues la Mannschaft ganó casi todos los duelos en el área de Guillermo Ochoa. El gol de Timo Werner fue un claro ejemplo de ello, en el que Alemania, incluso en inferioridad numérica, quebró la defensa del Tri con un pase a las espaldas de Miguel Layún.

Alemania supo aprovechar una de las debilidades de México: la poca concentración en los arranques de los partidos. Los campeones del mundo aseguraron la victoria con dos goles en tan sólo 120 segundos, cuando los hinchas apenas se acomodaban en los asientos del Olímpico de Sochi.

Esto venía siendo una constante desde la fase de grupos de la Copa Confederaciones. Y es que de los nueve goles que ha recibido el Tri en el torneo, siete de ellos fueron en la primera mitad. La Selección mexicana siempre tuvo que remontar, pero esto no es tan sencillo cuando el rival es Alemania.

Lea también: Hablan Montiel, Camacho y Osorio, sobre Del Mazo

Fuente: goal.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0