Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

PAN, PRD y Morena exigen que Ruiz Esparza se vaya de la SCT, y se le abra una investigación judicial

14 de julio de 2017 08:06 PM
20 0
PAN, PRD y Morena exigen que Ruiz Esparza se vaya de la SCT, y se le abra una investigación judicial

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).– Legisladores de los partidos de oposición Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), exigen la renuncia e investigación del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ante el socavón en la carretera Paso Exprés Cuernavaca que provocó la muerte de dos personas.

Ruiz Esparza también está envuelto en los escándalos por presunta corrupción de la constructora OHL México, y en la cancelación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, cuya concesión era de una filial de Grupo Higa, recordada por la “casa blanca”.

Hasta el momento, solo fue destituido el director general del Centro SCT-Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, por no atender la advertencia de los vecinos y autoridades locales sobre el estado de la obra pública.

El Secretario negó ya en varias ocasiones que presentará su dimisión al cargo.

–Mucha gente pide su renuncia, Secretario. ¿Va usted a renunciar? –le cuestionó ayer Carlos Loret de Mola en entrevista televisiva.

–Llevo 48 años en el servicio público, he estado siguiendo a mi país durante todo este tiempo. Bien se sabe que mi renuncia está en el escritorio desde el principio. Esa es la labor que desempeña un funcionario público. Sabe uno los riesgos que corre uno que está en manos de muchísima gente. Y bueno, sé quién la puede pedir, y si él la pide, encantado de haberle servido a mi país, donde creo que he hecho cosas muy importantes.

Sin embargo, hay al menos una demanda legal en contra del titular de la SCT. El Diputado federal por Morelos, Edmundo Javier Bolaños Aguilar, presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) “por ejercicio ilícito del servicio público” contra Ruiz Esparza derivado de las fallas en la carretera de Morelos que causaron los decesos.

A su vez, El ex titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sandoval, también le pidió que deje el cargo. El ex funcionario cercano al Canciller Luis Videgaray Caso escribió por la tarde en su cuenta de Twitter: “Secretario Gerardo Ruiz Esparza, no es un socavón, no es la lluvia. Es negligencia y corrupción. Deje de hacerle daño al Presidente [Enrique Peña Nieto] y al país, renuncie. Señor Secretario, sus 48 años [de servicio público] no valen dos vidas. No, no lo valen. Entienda eso, caray. Para ser servidor público lo que uno debe tener primero es vergüenza. Entender que lo somos por la confianza ciudadana y no por el sueldo”.

Por la noche, en su noticiero Ciro Gómez Leyva le preguntó a Ruiz Esparza su opinión sobre los tuits.

“Yo creo, de veras, ese tuit lo pondría entre signos de interrogación conociendo la seriedad de Aristóteles [Núñez] y su forma de pensar. Pero en fin, si así piensa dialogaré con él. Porque la obra que se está haciendo aquí en la Secretaría [de Comunicaciones y Transportes], no por mí sino por parte de un gran equipo de trabajo a nivel nacional, es el programa de infraestructura más importante de la historia”

–Soy responsable de todo lo que pasa en esta Secretaría. No es que pase. Yo creo que hay que esperar en un momento dado la conclusión de las cosas, saber qué pasa y simple y sencillamente sobre esa base, si yo cometí un error desde luego que renuncio y, con mucho gusto, al servicio público que lo he desempeñado por 48 años. Si hay responsables de otra naturaleza haré que asuman su responsabilidad también.

El Diputado de Morena, Vidal Llerenas, destacó que la Auditoría Superior de la Federación, en su revisión de 2015, detectó irregularidades en la construcción del Paso Exprés, por lo que, dijo, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, debe renunciar y ser investigado ya que ignoró las observaciones del órgano fiscalizador y permitió su inauguración en abril.

“Normalmente cuando hay una auditoría de una obra, el órgano dice que en general se cumplió con los procedimientos con determinadas excepciones. Pero en este caso concluyó que la SCT no cumplió las disposiciones legales aplicables en la ejecución del Paso Exprés de Cuernavaca. Detectó pagos de 31 millones de pesos dados antes de que se hubieran realizado y que alrededor de 260 millones de pesos se pagaron sin ser debidamente comprobados. También encontró problemas en la supervisión de la obra”, dijo en entrevista.

Ante una auditoría que reveló problemas de supervisión, ejecución y pago de una obra “muy visible e importante”, la Secretaría de Comunicaciones no respondió ni se responsabilizó sobre estas “observaciones sustantivas”.

“Ya son varias cosas. Este es un Secretario que contrató a la famosa empresa Higa y por culpa de eso se suspendió el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro. Ya nos costó un tren. Llueve sobre mojado”, aseguró. “Pierde credibilidad ante la terquedad de mantenerse”.

Por parte del PRD, el Diputado Juan Fernando Rubio Quiroz concordó en que el Secretario Ruiz Esparza debe renunciar y las autoridades están obligadas a abrir una carpeta de investigación para evaluar todas las obras públicas que ha gestionado y con ello detectar responsabilidades, así como evitar futuros accidentes “por los malos manejos y falta de visión técnica”.

“Debe renunciar porque se exhibe la falta de conocimiento de las obras. Más allá de eso se deben revisar todas las obras realizadas por el gobierno federal porque se está poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos. No sabemos en qué momento se puede volver a repetir un evento similar provocado por este tipo de constructoras donde claramente se nota la corrupción que existe”, afirmó vía telefónica.

“¿Cuántos mexicanos más tienen que morir a causa de la corrupción? Eso es inaudito”, dijo Rubio Quiroz. “No puede ser que los mexicanos andemos en la calle viendo qué se nos va a caer encima por las irregularidades e irresponsabilidades de los funcionarios públicos”.

Respecto a la investigación al Secretario Ruiz Esparza, el legislador expuso la necesidad de revisar las inversiones aprobadas por la Secretaría de Hacienda para poder fincar responsabilidades y evitar futuros colapsos en “esos megaproyectos que se han estado publicitando”.

El presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto, Rafael Hernández Soriano, declaró que “Ruiz Esparza actúa como funcionario consentido de la administración de Peña Nieto”, con quien trabajó desde su gobierno en el Estado de México, y desde entonces, “arrastra un caudal de dudas sobre el otorgamiento de obras públicas”.

“Los funcionarios amigos del Presidente de la República, como el titular de la SCT, no son intocables, están obligados a dar explicaciones y deben ser investigados por anomalías como las fallas del Paso Exprés que causó la muerte de dos personas. Hay obras relevantes en curso en donde la seguridad de miles de personas estará en juego”, añadió el perredista Hernández.

Por ello, dijo, “es indispensable” la renuncia del Secretario Ruiz Esparza a fin de garantizar la imparcialidad en la investigación por la muerte de dos personas en el Paso Exprés”.

Recordó que Ruiz Esparza arrastra un “historial dudoso” por sus nexos con constructoras como OHL, los conflictos por inconformidades en las licitaciones, la filtración de información privilegiada a concursantes y los sobre pagos por obras pactadas con el gobierno federal.

El perredista también pidió investigar al titular de la SCT por cómo bajo su gestión “se ha beneficiado a empresas con adjudicaciones, contratos y concesiones para desarrollar obra federal, por las cuales se han hecho sobrepagos”, entre ellas a Aldesa Constructores, responsable de la obra del Paso Exprés y la cual desarrolla la construcción de la torre de control del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Para evitar tragedias humanas y fallas técnicas en este aeropuerto, aseguró, es indispensable reforzar la fiscalización a las empresas que participan en la construcción de la macro y multimillonaria obra.

Desde el inicio de Legislatura hemos insistido en que la SCT actúe con transparencia en el manejo de recursos y la respuesta ha sido negativa. Incluso hemos tenido que recurrir a instancias como la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública para que se vigile la construcción del Nuevo Aeropuerto, afirmó.

Por su parte, el Secretario Electoral del Comité Nacional del PRD, Octavio Martínez Vargas, declaró que debe ir a la cárcel.

“Ruiz Esparza debe de responder por esta desgracia. En cualquier parte del mundo quien por acción u omisión es responsable de la muerte de un ser humano va a prisión y en este caso no debería de ser la excepción. Debe de ser sancionado y debe de fincarse responsabilidad penal sobre quien o quienes propiciaron estos lamentables decesos”, aseveró Martínez Vargas.

Ayer el Diputado panista, Jorge López Martín, Secretario de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados, aseguró en un comunicado que el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, “debe retirarse de su cargo para que se realice una independiente e inmediata auditoría técnica de la obra”.

Expuso que tanto vecinos como autoridades locales de Chipitlán, Morelos, –donde está el tramo del socavón– advirtieron el mal estado de la obra sin que hubiera respuesta, por lo que hubo corrupción, negligencia y omisión por parte de servidores públicos y compañías constructoras.

“Los diputados del PAN exigimos que se lleve a cabo una inmediata e independiente auditoría de obra para deslindar responsables. No podemos aceptar que tanto las empresas constructoras como el propio Secretario de Comunicaciones y Transportes pretendan lavarse la manos ante la tragedia. Exigimos castigo a los responsable”, afirmó López Martín.

Gerardo Ruiz Esparza ha sido el hombre encargado de la obra pública del Grupo Atlacomulco durante más de una década. Ha llevado la relación c0n las constructoras bajo sospecha como Grupo Higa, enlodada por la casa blanca, y OHL México, sede de corrupción entre directivos y funcionarios públicos, entre ellos, el Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Primero fue el Secretario de Comunicaciones del Gobierno del Estado de México (2005-2011) con Enrique Peña Nieto como Gobernador; y luego a nivel federal.

Cuando OHL comenzó a operar en el Estado de México, para luego convertirse en la constructora de cabecera, en España ya era una empresa con un cúmulo de acusaciones sobre presunta corrupción. A pesar de ello, se le dio la licitación SCEM-CCA-01-17 para la construcción y operación del Viaducto Elevado Bicentenario.

El ocho de julio de 2015 audios filtrados involucraron directamente a Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes federal, en presunta entrega de información privilegiada a la empresa OHL México para que pueda ganar licitaciones públicas.

Los audios son del 8 y 9 de octubre del 2014. Mientras que los que sugieren que la constructora le pagó sus estancias en un hotel corresponden a marzo del 2015.

En uno de los nuevos audios se escucha a José Andrés de Oteyza, presidente del Consejo de Administración de Grupo OHL México, mientras habla con Ruiz Esparza. En las otras grabaciones se escucha Pablo Wallentin Crawford, ex empleado de la firma, hablar con la secretaria de OHL, identificada como Adriana, a quien le pregunta y después reclama por qué al Secretario de Comunicaciones le cobraron su estancia en el hotel Fairmont Mayakoba, propiedad del grupo constructor.

Gerardo Ruiz Esparza ese día rechazó “categóricamente” que la empresa OHL me haya pagado algún gasto de vacación o de cualquier otro tipo”, escribió Ruiz Esparza.

Gerardo Ruiz Esparza nació en la Ciudad de México en 1949 y ha sido funcionario público durante casi 50 años. Estudió Derecho en la Universidad La Salle y se graduó en 1975. Desde antes de concluir sus estudios y sin cédula profesional –la obtuvo en 2015, ya como titular de la SCT–, fue Delegado del Banco de México, de 1970 a 1975; luego fue Subdirector Jurídico de la Dirección de Deuda Pública y de la Dirección de Política Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Fue en 1981 cuando llegó al Estado de México. De ese año hasta 1987, fue Subsecretario General y Secretario General de Gobierno del Estado de México de Alfredo del Mazo González, padre del virtual ganador del PRI a la gubernatura de Edomex, Alfredo del Mazo Maza.

Luego ocupó puestos en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), en el Instituto Mexicano delSeguro Social (IMSS) y en la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Pero fue su trabajo con Del Mazo González lo que le forjó camino. Él heredó a su sobrino Peña Nieto la relación con Ruiz Esparza.

De acuerdo con el escritor Francisco Cruz Jiménez, Ruiz Esparza siempre estuvo detrás de los Del Mazo, razón por la que también puede explicarse la elección de Del Mazo Maza como candidato a Gobernador. Desde entonces, agregó el periodista, Ruiz Esparza no se alejó del Edomex.

Con Del Mazo padre realizó su primera obra: el Aeropuerto Internacional de Toluca, hoy propiedad de OHL y considerado por varios, un “elefante blanco”.

Luego de su paseo por varias instancias federales, llegó a la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México, con Peña Nieto como Gobernador. Ahí coordinó la construcción del Circuito Exterior Mexiquense, el Viaducto Elevado Bicentenario, el libramiento Nororiente de Toluca, la Autopista Toluca-Zitácuaro, la Autopista Valle de Bravo y las gestiones para dotar conexión de banda ancha a 125 municipios mexiquenses.

Ya en el Gobierno federal, a Ruiz Esparza le cayeron encima los proyectores luego de la licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, en la que había ganado una filial de grupo Higa y que luego fue cancelada.

Días después se conoció la “casa blanca” de la familia presidencial, con un valor de 86 millones de pesos y que fue propiedad de Armando Hinojosa Cantú, dueño de Higa.

Hinojosa Cantú, un empresario tamaulipeco, se convirtió en un próspero constructor de obra multimillonaria en apenas unos años. Siempre con créditos y contratos de los gobiernos del Estado de México y ahora, del Gobierno federal. Y siempre, cerca, estuvo Ruiz Esparza.

Luego vino la Transición Digital Terrestre, la licitación del Tren México-Toluca, la promesa de dos nuevos canales de televisión abierta, el conflicto de interés con Grupo Higa, los contratos millonarios con OHL, la concentración del mercado de las telecomunicaciones y la radiodifusión, el fracaso del Satélite Centenario y cientos de obras canceladas. Todo esto con altos costos políticos y económicos. Pero Ruiz Esparza se mantuvo de pie.

En días pasados, en su cuenta de Twitter, Ruiz Esparza escribió, como una especie de colofón para todos los cuestionamientos: “El conflicto de interés en una licitación debe declararlo la empresa participante”.

Fuente: sinembargo.mx

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0