Slim esquiva la reforma telecom con empuje al negocio de datos

19 de febrero de 2015 01:48 PM

2 0

La reforma a la industria de las telecomunicaciones y la radiodifusión tuvo, entre otros fines, abrir la competencia en un mercado dominado prácticamente por América Móvil (AMX) en telefonía fija, móvil, Internet, larga distancia y en infraestructura desplegada, con la ejecución de una serie de medidas regulatorias a este actor.

Las regulaciones, del tipo asimétrico, comenzaron a ejecutarse en el 2014 y continuarán su curso en el 2015 y de concretarse en tiempo y forma, AMX, a través de Telmex, dejará de ser agente económico preponderante este año y estaría en la posibilidad de ofrecer televisión de paga hasta bien entrado el 2016, según estimaciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Todas las medidas de regulación impuestas por el IFT a América Móvil, propietaria de Telcel y Telmex, básicamente están dirigidas a sus negocios de servicios móviles y de tráfico de voz, a fin de lograr una reconfiguración de ambos mercados en materia de competencia, luego que AMX controla cerca del 70% de la telefonía fija y móvil, y prácticamente todos los competidores transportan sus servicios a través de las redes de AMX.

En números, los impactos de la reforma de telecomunicaciones para América Móvil, por ejemplo, significaron una reducción del 8.7% en las ventas servicios de voz móvil en una comparación entre el segundo trimestre del 2014 y el segundo del 2013 y del 3.4% para los servicios de voz fija en el mismo lapso, periodo en que comenzaron a ejecutarse las reglas del no cobro de roaming nacional a los usuarios de AMX.

La entrada en vigor de la tasa cero en cuanto a servicio de terminación de tráfico también supuso un impacto. AMX reportó una caída del 5.5% en sus ingresos de servicios móviles en el tercer trimestre del 2014 frente al tercero del 2013.

Para el cuarto trimestre del año pasado, América Móvil informó sobre una caída interanual del 14.7% en sus ingresos por servicios de voz móvil, producto de la reducción de la tarifa por minuto y otras regulaciones asimétricas en ejecución, expuso la firma de análisis Telconomia.

La compañía tenía al comenzar el 2014, 63 millones 797,000 usuarios y cerró el año, con 61 millones 507,000 clientes en prepago.

América Móvil, sin embargo, encontró la manera de reportar mayores ingresos por el segmento de datos ante los impactos que la reforma a las telecomunicaciones le implica a sus negocios de voz y transporte. Esto, adicional a la estrategia de la compañía de incursionar en mercados externos vía la adquisición o fusión con otras operadoras, o con la ampliación de sus operaciones, como ocurre con su filial de Brasil.

En términos brutos, las ventas por servicios de datos móviles reportaron a América Móvil 68,459 millones de pesos en el cuarto trimestre del 2014, mientras que los servicios de voz móvil totalizaron 67,459 millones de pesos, según los reportes financieros de la compañía enviado a los mercados.

Este hecho comenzó a reflejarse con ciertos matices desde el tercer trimestre del 2014.

Sus clientes de pospago pasaron de 9 millones 546,000 usuarios en el primer trimestre del 2014, a 9 millones 956,000 abonados en activo en este rubro al concluir el año.

La estrategia de reducir el subsidio a los teléfonos colocados también ha funcionado a América Móvil para sobrellevar los impactos económicos de la reforma. Cinco años atrás, AMX subsidiaba hasta con el 43% a los teléfonos adquiridos por los usuarios, al cierre del 2014 la cifra se había reducido hasta el 25%, de acuerdo con informes de la compañía.

Pero, señaló Telconomia en un análisis, “las reglas (asimétricas) seguirán vigentes en el 2015, un año en el que continuará la reconfiguración del sector de telecomunicaciones por el retorno de AT&T al mercado masivo de México y se pondrán en prácticas más políticas públicas para servicios telefónicos y acceso a la infraestructura de América Móvil”, por lo que la compañía deberá diseñar un eficiente plan de estrategias para enfrentar dichas medidas.

Fuente: eleconomista.com.mx

A la página de categoría

Loading...