Yo sí te quiero, Marcelo. Artículo Ciro Gómez Leyva / El Universal

19 de febrero de 2015 02:25 PM

3 0

Confiable, verosímil, creíble es la versión de la perredista histórica Petra Santos. Carlos Navarrete, presidente del partido, le habría dicho dos veces que si Marcelo Ebrard quería, en verdad quería ser diputado federal, debería telefonear al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Navarrete la desmintió con poco espíritu. Lo cierto es que la dirigencia del PRD no ha soltado una lágrima por Ebrard, a quien no hace tanto alentaba como candidato a la Presidencia de la República.

Tampoco la tornadiza Morena se ha visto muy alterada por el infortunio de Marcelo. Dos o tres clichés y promesas de rigor, bla, bla. Faltaba escuchar al Movimiento Ciudadano, la palabra del líder Dante Delgado.

•Está viviendo una campaña de desprestigio, de la que Miguel Ángel Mancera es cómplice.

•Qué primitivismo político: los mismos que le aplaudían como focas hace unos años, ahora le cancelan la posibilidad de ser candidato.

"La tragedia de este país es que carece de liderazgos", añade Dante. "Salvo los liderazgos institucionales, no se ha podido generar una imagen de mexicanos excepcionales que trabajen con una visión de futuro y de grandeza. Estamos acostumbrados, como decía Manuel Freyre, a los ratoncitos verdes, a las cosas pequeñas. A este país le hace falta pensar en grande y creo que la tragedia que está viviendo Marcelo es que pensó en grande".

--Quiero que uno de los grandes personajes del país, como él, esté con nosotros.

--No, pero no significa que no lo vayamos a hacer. Creo que Marcelo debe actuar con mucha inteligencia. La política es también una lucha de inteligencia. Creo que debería seguir permaneciendo en su partido, porque alguien tiene que rescatar al PRD.

Si entiendo, la puerta de Movimiento Ciudadano queda abierta para Ebrard, si es que aun le interesa ir a San Lázaro. Falta una charla con Andrés Manuel López Obrador, el viernes o el sábado.

Me quedo, pues, con lo expresado por Dante. Kundera podría haber sintetizado que es la nocividad de ser brillante. Y que en el vocabulario de un descreído, una sola palabra es sagrada: la amistad.

Fuente: radioformula.com.mx

A la página de categoría

Loading...