Pumas vs América es más intenso en fuerzas básicas

20 de febrero de 2015 02:56 AM

1 0

Pumas vs América es más intenso en fuerzas básicas

Jugar un clásico ante América, con la camiseta de Pumas puesta y viniendo de la Cantera, significa encarar un partido en el que existe el riesgo de que se desborde la pasión, de que el odio deportivo que se gestó desde la infancia y/o la adolescencia eleve la temperatura en la cancha y todo se salga de control, al menos cuando este tipo de choques se presentan antes de llegar al profesionalismo.

Si alguien sabe de este tipo de experiencias es Gonzalo Pineda, futbolista surgido de la Cantera, que actualmente milita en Seattle de la MLS y que compartió con El Economista sus recuerdos en este tipo de partidos en los que siente que debido a la presencia de jugadores extranjeros o no formados en estas dos instituciones, actualmente ha disminuido la intensidad con la que se disputan.

Además, Pineda compartió cómo vivió los clásicos desde las fuerzas básicas, así como el primero que le tocó disputar, en el que tuvo que lidiar con Cuauhtémoc Blanco. A continuación presentamos la charla con el volante surgido en Pumas, quien asegura que siempre sufre con el equipo de sus amores.

—Gonzalo, tú eres un jugador formado en las fuerzas básicas de Pumas y sabes lo que significa este clásico. ¿Qué representa para un canterano enfrentar al América?

Recuerdo mucho los partidos con América. Obviamente es el rival directo para todos los canteranos, se viven con mucha pasión, con mucha intensidad. Ahora sigo pensando que se viven con mucho más intensidad en fuerzas básicas y en tercera división. Actualmente, los últimos partidos no han sido tan emocionantes como se esperaba por la rivalidad, pero para los futbolistas formados en la Cantera es muy importante ganar ese compromiso.

Si pierdes contra ellos viene un bajón anímico así vayas de superlíder. Recuerdo mucho esas sensaciones, cuando ganabas sentías un gran orgullo, pero cuando perdías había mucha decepción por haber caído contra el gran rival.

—Hablas de que en fuerzas básicas el partido es más intenso. ¿Qué recuerdos tienes de esa etapa de tu carrera contra Águilas?

En fuerzas básicas me tocaron muchos clásicos contra América, la verdad es que en la mayoría había bronca, ya sea entre nosotros o con los papás. Existía mucho esa rivalidad y creo que por ello se acrecentó el odio deportivo entre ambas instituciones.

—En el primer equipo también tuviste oportunidad de jugarlo, ¿cómo le fue a Pumas en esa época?

Recuerdo pocos triunfos con Pumas, de hecho nos tocó una etapa en donde ellos nos tenían casi tomada la medida. Sólo recuerdo uno que tuvimos en el Estadio Azteca en el 2004 (Apertura 2004, 3-0), de ahí en fuera creo que todos fueron empatados o perdidos. Pero las cosas son así, son rachas.

—¿A qué puedes atribuirle el que haya menos intensidad en la Primera División?

Yo creo que disminuye, porque al haber muchos jugadores que son de fuera, obviamente se les explica que América es el gran rival, pero al no ser canteranos es normal que no tengan tan fuerte ese sentimiento. Y lo mismo pasa en el otro equipo donde hay muchos extranjeros, situación que provoca que para algunos sea un partido más y que en la cancha se pierda un poco la pasión por este tipo de partidos.

Cuando te formaste ahí, das todo y te mueres en la cancha por cada balón. Y no hablo de calidad, de un buen o mal partido, sino simplemente de cómo se pelean las pelotas, cómo se disputa en cada entrada. Y es normal, no es una crítica, es algo muy comprensible para quienes no vivieron este partido desde la Cantera.

Por ahí uno de los primeros clásicos que jugué en CU. Fue uno de los primeros partidos que me tocó. Tuve que marcar a Cuauhtémoc Blanco, quien era un futbolista al que odiaba mucho, porque es un jugador que siempre te está hablando y diciendo de todo, y como yo era muy joven tomaba partido en decirme muchas cosas. Después cuando lo conocí se me hizo un gran tipo y me hice un buen amigo de él en la Copa América.

Pero en aquel partido me dijo muchas cosas que recuerdo con mucha gracia, pero que ese día significó algo nuevo para mí, imagínate, estar en Primera y frente a una figura como Cuauhtémoc Blanco. Afortunadamente, ese día creo que lo hice bien y conseguí marcarlo de buena forma. Ese partido lo recuerdo porque me tocó marcarlo.

Espero poder ver el partido, ahorita estamos en pretemporada en Arizona, pero ojalá que lo puedan transmitir. Pero siempre sigo a mis Pumas, este año la verdad los he sufrido un poquito. En el primer partido del torneo contra Querétaro estaba en México y fui con mi hijo al estadio, siempre estoy pendiente del equipo, esta playera me encanta y al ser canterano obviamente es mi equipo favorito.

Fuente: eleconomista.com.mx

A la página de categoría

Loading...