Palabras del secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda Jorge Carlos Ramírez Marín en la firma de convenio para promover el acceso a la vivienda del personal de las Fuerzas Armadas

20 de febrero de 2015 03:15 AM

4 0

Señor Presidente del Honorable Congreso de la Unión, Silvano Aureoles; señor Presidente de la Cámara de Senadores, Luis Miguel Barbosa; señor Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar.

Distinguidos señores Secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos; y de Marina, Vidal Soberón; señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Más de 260 mil elementos conforman el activo de las Fuerzas Armadas mexicanas, integrantes del Ejército y la Marina, que todos los días exponen su vida y dan fe, patentizan los más altos valores del patriotismo en nuestra Patria.

Para ellos, atendiendo a la instrucción presidencial del pasado 21 de enero, durante el mensaje del Presidente de la República: Medidas de Impulso a la Vivienda, instruyó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y a la Secretaría de Hacienda, para que a través de la Comisión Nacional de Vivienda y de Banjército, crearan un procedimiento que permitiera a los elementos de las Fuerzas Armadas acceder a la vivienda.

Un Ejército del pueblo, para el pueblo, con el pueblo, debe tener derecho a vivir como el pueblo. Los programas de vivienda, la reforma a la vivienda que ha impulsado el Gobierno de la República, debía llegar, debía alcanzar, también, a los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas.

Particular preocupación se tiene sobre aquellos que tienen el rango, desde soldado raso hasta teniente, cuyo haber no supera los cinco salarios mínimos. Para ellos, precisamente, cumpliendo la instrucción del Presidente de la República, con el irrestricto apoyo de la Secretaría de Hacienda y su titular, es que presentamos a ustedes este programa, que tiene los siguientes ingredientes de cambio.

Primero. Solicitar un crédito le significaba a un militar en estos rangos, un crédito para vivienda, hasta cuatro años de espera para poder acceder a la más modesta casa. Ese tiempo se reduce al mismo año en que presenten su solicitud.

Igualmente, el monto del subsidio a la vivienda pasa de 50 millones a 578 millones de pesos en 2015, para abarcar más de 26 mil acciones de vivienda para los elementos de las Fuerzas Armadas.

El Gobierno de la República responde a la labor de entrega de nuestras Fuerzas Armadas, hombres y mujeres, que arriesgan su vida para la protección de nuestros derechos y nuestra seguridad e integridad.

Por eso, el objetivo que nos planteamos fue, por instrucción del Presidente de la República, primero, un esquema de arrendamiento de vivienda, que busca apoyar a los miembros de las Fuerzas Armadas, quienes por su propia naturaleza del cargo se ven forzados a una alta movilidad. Este apoyo consistirá en un subsidio mensual para arrendamiento a quienes necesitan hacer uso de este derecho, hasta por mil 406 pesos.

Segundo. Un subsidio federal para el mejoramiento, ampliación o remodelación de vivienda que se otorgará a través de la CONAVI.

Una vez realizado este programa, incluye también el crédito directo para la adquisición de vivienda nueva o usada.

Mediante este esquema buscamos atender un rezago de demanda no satisfecha de más de tres mil acciones de adquisición de vivienda por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas.

Este crédito se otorgará con una tasa máxima del ocho por ciento a través de Banjército, así como el crédito para mejoramiento, ampliación o remodelación de vivienda, con una tasa máxima de 7.6 por ciento.

Doscientos 60 mil integrantes de nuestras Fuerzas Armadas que no pueden interrumpir una misión cuando se acaba el turno, que no pueden dar la vuelta y regresar cuando están en rumbo a prestar auxilio a algún país lejano, inclusive.

El apoyo que hoy el Gobierno de la República, por instrucciones del Presidente, les otorga, no es solamente un reconocimiento, es un elemental acto de justicia.

Por eso hemos trabajado de manera conjunta, diseñando y poniendo en marcha este programa con subsidio y financiamiento para acciones que apoyen la reducción de las necesidades de vivienda del Ejército Mexicano y de la Armada de México.

Así se cumple la instrucción del Presidente de la República. Así se refrenda el compromiso con las Fuerzas Armadas de su Comandante Supremo.

Fuente: radioformula.com.mx

A la página de categoría

Loading...