La paciencia se termina, ¿la Fed subirá tasas en junio?

19 de febrero de 2015 04:48 PM

2 0

La paciencia se termina, ¿la Fed subirá tasas en junio?

"Solo somos libres en nuestros sueños. El resto del tiempo necesitamos salarios” – Terry Pratchett.

En esta semana hablábamos de un continuo partido de poker entre Grecia y el resto de la Unión Europea. Pero ayer, mientras la teoría del juego de ambos lados continúa, el foco del mercado volvió a lo que vemos como el conductor subyacente de las divisas en el 2015: la política monetaria.

El primero fue el Reino Unido. Tras un sólido informe sobre el empleo, el acta de la reunión del comité de política monetaria (MPC) del Banco de Inglaterra a comienzos de febrero fue ampliamente neutral. El MPC votó 9-0 para mantener sin modificaciones las tasas de interés y las compras de activos en un 0.50 % y 375 billones de libras esterlinas, respectivamente.

Del lado de la inflación, el comité espera que el IPC caiga bajo cero durante la primera mitad de este año. También destaca que los efectos de la caída de los precios de la energía (y algunos efectos latentes de fluctuaciones previas de la libra) sobre la inflación se disiparán hacia el final del 2015 "haciendo que la inflación suba de forma pronunciada hacia el objetivo".

En el Reino Unido, el MPC también fue claro en sus pronósticos de inflación de salarios, donde prevé "un crecimiento anual de salarios para recuperarse gradualmente hacia 4% en 2 años". Durante varios meses hemos recalcado que mantenemos expectativas significativamente superiores al consenso de crecimiento de salarios, tasas de interés y libra en el curso del 2015 y, mientras que la incertidumbre política que rodea las elecciones de mayo complica el progreso, la visión del Banco de Inglaterra sobre la inflación de precios al consumo y salarios respalda nuestra opinión.

Es interesante analizar el progreso de los salarios en el Reino Unido. En el último semestre de 2014, el crecimiento salarial promedio semanal ha subido cerca de 1 por ciento. Al mismo tiempo, la inflación cayó de 1.9% a 0.5%, llevando al crecimiento real de los salarios de -1.2% a +1% en seis meses. El crecimiento real del salario británico volvió al nivel que estaba antes de la crisis financiera mundial, y si esta dinámica continúa progresando como espera el BoE, el impacto y las consecuencias para los consumidores, el PIB y la libra serán importantes. Mantenemos nuestra visión positiva sobre el Reino Unido y la libra.

En Estados Unidos, el acta mostró un tono más conservador que la declaración de su política. Esencialmente, el asunto clave para los creadores de políticas del país norteamericano es, al igual que para los del Reino Unido, una función de que los signos de mejor crecimiento (a mediano plazo) se compensan (en el corto plazo) con la debilidad en la inflación y la incertidumbre geopolítica.

El acta de la Reserva Federal (Fed) establecía que muchas de autoridades de este organismo piensan que los riesgos, desde un dólar más fuerte hasta la crisis en Grecia, los inclinó a mantener las tasas prácticamente en cero "por más tiempo". Esto queda subrayado por el hecho de que hay diferencias de opinión, en una reunión tan importante de creación de política.

Sin embargo, continuamos esperando que el impulso económico en Estados Unidos, conducido por las ganancias del empleo (y probablemente mayores ganancias de salarios), sea lo suficientemente fuerte como para mantener el progreso económico positivo y, por lo tanto, mantener la eliminación de lo que en nuestra opinión es un nivel de acomodo monetario cada vez más insostenible.

Por último, mientras algunos en la Fed son precavidos, continuamos anticipando una mayoría lo suficientemente militarista como para garantizar que no habrá más "paciencia" en marzo y una pequeña, aunque muy significativa, subida de tasas en junio.

Para el resto de la semana, el foco seguirá estando en los titulares sobre las negociaciones de Grecia y la situación en Ucrania. La presentación de una carta solicitando una prórroga de seis meses del rescate por parte del gobierno griego indica progreso. El hecho de que el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, haya convocado una reunión de los ministros financieros de la zona euro para el viernes concuerda con el sentimiento de que se encontrará una solución a corto plazo a los requisitos inmediatos de liquidez de Grecia.

Por último, el dólar puede estar modestamente a la defensiva, después del tono más conservador de la Fed, con pronósticos de menores tasas en Estados Unidos y la curva de rendimiento. Sin embargo, la algarabía por el acuerdo con Grecia probablemente dure poco, y después de una etapa de incertidumbre a muy corto plazo, esperamos que se reafirme la fortaleza del dólar.

Fuente: eleconomista.com.mx

A la página de categoría

Loading...