Nuevas demandas buscan impedir la venta legal de marihuana en Colorado

19 de febrero de 2015 10:55 PM

3 0

Denver (CO), 19 feb (EFEUSA).- Dos nuevas demandas presentadas hoy en una corte federal en Denver por un grupo nacional y por empresarios locales buscan impedir la venta legal de marihuana en Colorado, argumentando que la promoción de esa actividad (prohibida a nivel nacional) equivale a "asociación ilícita" entre el gobierno estatal y los dispensarios.

Las dos demandas fueron presentadas por Safe Streets Alliance, una organización contra la drogadicción con sede en Washington D.C., en un caso junto con los empresarios Phillis Reilly y Michael Reilly, de Pueblo, en el sur de Colorado, y en otro junto con New Visions Hotels Two, la empresa dueña del hotel Holiday Inn en Frisco, en el oeste del estado.

Según Safe Streets, la comercialización en Colorado de marihuana medicinal (legal desde hace una década) y recreativa (legal desde enero de 2014) "ha causado daños" a otras industrias en este estado. Y esos daños serían el resultado de que las autoridades locales no han hecho cumplir las leyes federales sobre la marihuana.

Por eso, las demandas se enfocan tanto en funcionarios locales como en dueños de dispensarios.

El gobernador de Colorado, el demócrata John Hickenlooper; la directora del Departamento de Impuestos, Barbara Brohl; y el director de la División de Cumplimiento de Leyes de Marihuana, W. Lewis Koski, son demandados por supuesto incumplimiento de leyes federales y, como consecuencia, por facilitar las operaciones de los dispensarios de marihuana.

Y también se demanda a una compañía que vende marihuana medicinal, a un dispensario de marihuana recreativa, a los directores de esas empresas, y a organizaciones que ofrecen servicios a esas empresas, como bancos, aseguradoras y contadurías y otros.

Según Safe Streets, las actividades de las empresas demandadas se enmarcarían en el contexto de la ley federal de organizaciones corruptas (RICO) al no cumplir con la Ley de Sustancias Controladas de 1970, por lo que se pide que cesen sus operaciones y que indemnicen a las "víctimas" de esas actividades.

Específicamente, se pide indemnizar al hotel de Frisco porque aparentemente perdió clientes por la cercanía de un dispensario y a los empresarios Reilly porque cerca de su propiedad ahora se cultivan "drogas ilícitas", afectando sus planes de construcción.

"Los negocios de la marihuana son malos vecinos. Alejan a los clientes de los negocios legítimos, emiten olores repugnantes y desagradables, atraen a visitantes indeseables, aumentan la actividad criminal, aumentan el tráfico, y reducen el valor de las propiedades", dice el párrafo 3 de la Introducción de las demandas.

Si las demandas prosperan, la fiscal general de Colorado, Cynthia Coffman, estaría a cargo de responder a esos cargos.

Coffman también debe representar a este estado en las demandas que Nebraska y Oklahoma llevaron ante la Corte Suprema del país contra Colorado por haber legalizado la marihuana recreativa.

Fuente: eleconomistaamerica.com

A la página de categoría

Loading...