Maduro profundiza en la apuesta militar de Chávez

30 de diciembre de 2013 02:48 AM

21 0

Maduro profundiza en la apuesta militar de Chávez

La alianza de Nicolás Maduro con Diosdado Cabello, líder del ala militar del chavismo, se estrechó aún más el pasado viernes de una forma muy pintoresca: con el ascenso a capitán del presidente de la Asamblea.

Con la habitual liturgia revolucionaria, rebosante de pompa y recuerdos al comandante supremo, el presidente ordenó la promoción al grado superior de todos los militares que participaron en los golpes de estado del 4-F y del 27-N de 1992.

"Felicitaciones para los que han tenido una vida de lucha continua permanente, la unión cívico-militar, el liderazgo del siglo XXI surgido del pueblo en armas y del pueblo en la calle. Es un ascenso de la Patria, no es cualquier ascenso, y sé que así lo asumen", arengó Maduro.

El presidente insistió en que su orden procedía "de un mandato del comandante Chávez, que buscó año tras año la manera hasta que conseguimos la fórmula [de los ascensos]. Teníamos que dar este paso de justicia". "Si se premia a quienes participaron en un golpe, ¿cómo se condena al golpismo?", se preguntó Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

De esta forma, la Asamblea Nacional venezolana tendrá el año que viene un capitán recién ascendido al frente, pese a que "el artículo 330 de la Constitución establece que a los miembros de las Fuerzas Armadas activos no les está permitido optar a cargos de elección popular", protestó la diputada María Corina Machado. Maduro también adelantó que el chavismo apostaría por la renovación de Cabello en un cargo que se reelige todos los eneros.

"El caporal [el que está a la cabeza ] de la Asamblea no quiere ser capitán, sino comandante en jefe", ironizó Aveledo.

El mayor ascenso en este final de año es el de Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico, nuevo contraalmirante de la República. Este militar, muy cercano a Chávez, se convirtió durante años en el principal puente entre el chavismo y las FARC colombianas. Organizaciones de derechos humanos le acusan de participar en la matanza del Amparo, el asesinato de 14 pescadores en 1988 durante una operación.

La apuesta militar del presidente profundiza aún más la iniciada por su predecesor. El diario caraqueño 'El Nacional' ha echado la cuenta de los militares nombrados por Maduro: 368, presentes en el Gabinete ministerial, gobernaciones, alcaldías, Asamblea, consulados y embajadas. Y algunos tan poderosos como el mayor Hebert García Plaza, jefe del Órgando Superior para la Defensa de la Economía, pieza fundamental en ofensiva cívico-militar "contra la burguesía parasitaria".

"Maduro es un instrumento del brazo armado del Estado. Este compromiso del sector militar lo hace partícipe de la corrupción: el Gobierno está militarizado y ésta es la única forma de que se mantenga la revolución", sostiene el sociólogo Eduardo Guzmán.

Militarización de la sociedad y un país que cuenta con un "moderno sistema de armas, con el que vamos ocupando mejor el territorio nacional, lo que debe significar paz interna para la patria", recalcó Maduro en su salutación a las fuerzas armadas. El presidente, que ha prometido instalar misiles antiaéreos en los barrios populares de Caracas, asegura que con su ejército disuadirá "a quienes piensan planes alocados para apoderarse de las riquezas e imponer regímenes coloniales".

Fuente: elmundo.es

A la página de categoría

Loading...