Indocumentados de Indiana luchan para cortar a la mitad costos universitarios

19 de febrero de 2015 07:48 PM

3 0

Chicago (IL), 19 feb (EFEUSA).- Estudiantes indocumentados y grupos comunitarios de Indiana se movilizan para que el Senado estatal apruebe una ley que les permitiría pagar colegiaturas universitarias como residentes y así ahorrarse más de la mitad de los costos de una carrera.

"Está difícil, ojalá pase, pero no vamos a aflojar la lucha", declaró a Efe el estudiante Isaías Guerrero, quien integra la Alianza de Jóvenes Indocumentados de Indiana y ha tenido que esforzarse para avanzar hacia un título universitario.

Según estimó el joven, en estos momentos habría 14 votos a favor del proyecto de ley y se necesitan otros 25 votos más para ser exitosos el lunes en un Senado dominado por los republicanos.

Por su parte, Guadalupe Pimentel, que en 2011 fue arrestada durante un acto de desobediencia civil en la oficina del gobernador de Indiana, dijo que confía en el cabildeo que están realizando en estos días con llamadas telefónicas a los legisladores.

"Estamos llamando personalmente a cada senador, para preguntarle qué van a hacer y pidiéndoles el voto", expresó.

También agradeció a quienes votaron la iniciativa de la senadora demócrata Earline Rogers en el comité de asignaciones.

La SB345 establece que los estudiantes indocumentados que se hayan matriculado antes del 1 de enero de este año podrán pagar colegiaturas como residentes. También se exige que los padres de esos estudiantes hayan pagado impuestos en los últimos tres años.

En estos momentos, la Indiana University South Bend, donde Guerrero obtuvo su licenciatura, cuesta unos 7.000 dólares anuales para los estudiantes residentes y 18.000 para los que tienen que pagar como residentes de fuera del estado.

Guerrero estudia actualmente una maestría de educación con una beca en la Universidad Notre Dame, pero se mantiene en la lucha por los indocumentados que quieren convertirse en profesionales universitarios.

"Me afectó personalmente y mucha gente tuvo que irse porque no podía pagar", dijo el estudiante de origen colombiano, que llegó con su familia a Estados Unidos cuando tenía 14 años de edad y se radicó en Indianápolis.

Pimentel, de origen mexicano y radicada en Estados Unidos desde los 7 años de edad, también estudia con beca completa en estos momentos para recibir una licenciatura en medios de comunicación y asuntos públicos.

"Pagar colegiatura como residente es una lucha, pero ser considerada estudiante de fuera del estado fue un obstáculo para mí y mi familia", recordó la estudiante, cuya carrera le va a demandar tres años más de estudios que el promedio por las dificultades económicas.

En Indiana, en la educación primaria y secundaria no se comprueba el estatus migratorio del estudiante, pero a partir de 2011 rige una ley que les niega el tratamiento preferencial en la colegiatura.

La senadora Rogers, que esta semana se reunió con estudiantes de seis ciudades que visitaron la Asamblea Legislativa, dijo que su iniciativa ayudará a todo el estado.

"Los estudios señalan que los 'soñadores' devuelven a la comunidad los beneficios que reciben, y en Indiana pueden convertirse en buenos ciudadanos", declaró a periodistas.

Según Guerrero, por los cálculos realizados cuando el presidente Barack Obama aprobó la Acción Diferida, en Indiana existirían entre 15.000 y 20.000 estudiantes que podrían beneficiarse con el pago de colegiatura como residente.

Aunque el programa Acción Diferida (DACA) otorga beneficios migratorios a los indocumentados, la ley de Indiana les niega el tratamiento de residente en el pago de sus estudios superiores.

Actualmente, por lo menos 18 estados permiten que los indocumentados paguen colegiaturas como residentes, y en el caso de California, Minesota, Nuevo México, Texas y Washington también se les permite recibir ayuda financiera estatal.

Fuente: eleconomistaamerica.com

A la página de categoría

Loading...