De tú a tú con los grandes

19 de febrero de 2015 09:00 AM

3 0

NUEVA YORK (EFE).- La magia de Josep Font, director creativo de Delpozo, volvió a brillar ayer en Nueva York con su vocación de alta costura, en una jornada en la que compitió con dos propuestas superventas, las de Michael Kors y Hugo Boss.

La colección de Delpozo es casi museística, pues está inspirada en la obra de los pintores Rhys Lee y Andrey Remnev y muestra a sofisticadas campesinas rusas con juegos volumétricos, toques flúor y terciopelo.

Font se dejó sorprender en los últimos seis meses por el australiano Lee, de quien destaca “un punto siniestro pero muy colorista”, y el ruso Remnev, cuya afiliación al Prerrafaelismo conecta con el espíritu romántico y vanguardista de Delpozo.

Sobre la pasarela blanca, árboles desnudos del mismo color. Una estepa minimalista que congela a las modelos, con un pañuelo campesino en el pelo que se dispara hacia el cielo, flores escarchadas en el vestido y voluminosas faldas. Luchan contra el frío con colores fuertes, primero fosforescentes y luego suaves hasta llegar al carne, mientras las telas atrapan los cuerpos en armazones exquisitos.

El tejido protagonista es el terciopelo, ya sea en su versión tecnológica, cómoda y flexible para el día como en su versión tradicional, suntuosa y elegante.

Hugo Boss, en su segunda temporada bajo la batuta de Jason Wu, ofreció una colección de corte mucho más terrenal y pragmático, en la que cataloga a la mujer como una “belleza industrial”.

La belleza vino no sólo por los diseños, sino también de la selección de modelos, entre las que Edie Campbell hizo las veces de alfa y omega. El alfa fue un vestido de oficina con abrigo a juego en gris y el “naranja Hugo Boss”. El omega, un traje negro de satén con cierre cruzado y doble línea de botón.

La opulencia fue abrazada por Michael Kors en una colección invernal forrada de pieles no sólo en voluminosos abrigos, sino también en estolas y, como apuesta puntual, en los cuellos de las prendas.

El rey Midas de la moda neoyorquina, en tonos rigurosamente otoñales, sigue explorando sin riesgos lo que se traduce en éxito de ventas.

Ayer también se presentó la colección del mexicano Rolando Santana, que visualiza a una mujer amante de brocados, pedrerías y encajes. Su punto de partida es el siglo XVIII.

Fuente: yucatan.com.mx

A la página de categoría

Loading...