Buscan acreditar un delito

19 de febrero de 2015 09:00 AM

3 0

MÉXICO (El Universal).- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la Procuraduría General de la República aceptó que el caso de los normalistas de Ayotzinapa fue una “desaparición forzada”, por lo que no ha cesado en su intención de acreditar este delito y muestra de ello es la obtención de una orden de aprehensión bajo esta causal contra cinco policías municipales de Iguala, Guerrero.

En las respuestas legislativas que envió a la Cámara de Diputados con motivo de su II Informe de Gobierno, Peña Nieto reveló que en la integración de la indagatoria de la averiguación previa, el agente del Ministerio Público de la Federación realizó “el juicio de reproche” por el delito de “desaparición forzada” cometido en agravio de los estudiantes ante la autoridad jurisdiccional, ya que esta entidad argumentó que los hechos investigados no encuadraban en la hipótesis que establece este delito.

“No obstante, la Procuraduría General de la República no ha cesado en su intención de acreditar el ilícito de desaparición forzada”, detalla en la respuesta al grupo parlamentario del PRD, que cuestionó por qué no se tipificó el delito de desaparición forzada desde el inicio.

En el documento, el titular del Ejecutivo dice que han tenido un diálogo constante con los familiares de las víctimas para otorgar asistencia integral y garantizar sus derechos conforme a lo que establece la Constitución y se compromete a otorgarles una “compensación que cumpla con los estándares internacionales”.

Fuente: yucatan.com.mx

A la página de categoría

Loading...