Ay morenita, morenita mía… | La Jornada Aguascalientes (LJA.mx)

19 de febrero de 2015 01:38 PM

1 0

Ay morenita, morenita mía… | La Jornada Aguascalientes (LJA.mx)

Ratificado, por supuesto que Francisco Guel Saldívar, dirigente estatal del PRI, va a decir que el acto de ratificación de José de Jesús Ríos Alba corresponde a los tiempos marcados por el propio partido y no a las especulaciones acerca del cambio de candidato del tricolor resultado de las encuestas donde lo miden con el panista Jorge López Martín, y hará bien pues ese es su papel y el de nosotros especular, ni modo Dennis Rangel Ibarra, ahí será para la otra. Ríos Alba fue ratificado como candidato a diputado federal por el Distrito III por el método de convención estatal de delegados, en la asamblea se esperaba la presencia de 864, pero nomás alcanzaron a llegar 62, y con esos bastó. El priista llegó al evento en calidad de candidato único, luego de que a mediados de enero doblaran las manitas Dennis Ibarra Rangel, Hazel Montejano, Gerardo Galarza, Aquiles Alafita y José Luis Proa, quesque porque un rayo de luz los iluminó y vieron en conjunto que nomás no les alcanzaba. Al concluir la sesión (de puro trámite) Ríos Alba se dijo listo para iniciar su luchita en un Distrito que hoy está en manos de Acción Nacional y justo por eso dijo que el III “no tiene dueño”… Ajá. Muy en su papel, Francisco Guel Saldívar, dio lectura a un discurso enviado por el líder nacional, César Camacho Quiroz. El partido, dijo, debía privilegiar la unidad y evitar las prácticas ilícitas. Este 6 de febrero Acción Nacional inició un proceso ante la Junta Distrital Ejecutiva de la tercera demarcación. El documento señala que Ríos Alba había cruzado el tope de gastos de precampaña, producto de su estrategia publicitaria… Se va a poner bueno, aunque si nos guiamos por las denuncias, hasta ahora ningún partido ha hecho uso de la oficialía de partes del INE para formalizar las acusaciones, nomás se van de boca.

Ternuritas… Si no nos ganara la risa, verdad de Dios que lloraríamos enternecidos con los comunicados de los aspirantes del PAN, mientras el bloque duro y cohesionado de los “precandidatos de unidad” formado por Patricia García (plurinominal), Gerardo Salas (Distrito I), Arlette Muñoz (Distrito II) y Jorge López Martín (Distrito III) compartían la papaya y el cottage con los amigos de la prensa, el ingenuote de Alfonso Jurado Ávila, suspirante para el I, expresó su confianza de salir airoso de la contienda que porque “la forma de ganar la elección interna radica en el trabajo constante hecho ante los panistas; sudando la camiseta y recorriendo cada uno de los municipios como lo he venido haciendo desde varios años”, y pues no, sudar no basta; como tampoco cuidar el jardín de Luis Armando Reynoso Femat te convierte en “gente de campo” como presume Gerardo Salas, a quien la única cercanía con la tierra que se le conoce es la que trae en las uñas, claro, y la poda de arbustos en Capital City.

Ubicados en su nivel, es decir, chamaqueados, los autodenominados Rebeldes ya le bajaron al golpeteo, de ahí que sin necesidad de vejigas, los “precandidatos de unidad” se adelantaron a las elecciones internas, son hasta el domingo, y ya presumen su triunfo, anticipándose por un día a la rueda de prensa de su dirigente estatal Paulo Martínez, quien hoy acuerpado por regidores y diputados locales quién sabe de qué vaya a hablar, porque ya había anunciado que todo estaba listo para las votaciones del domingo (según él acudirán a votar 8,256 panistas; de ellos 2,198 corresponden al Distrito I; 2,915 en el Distrito II y 3,143 en el III), a la mejor nos informa de dónde perdieron el rumbo Alfonso Jurado y Raquel Soto.

Unidos, que no unánimes… Los que están En ruta (como les gusta a Fernando Herrera y Sylvia Garfias) son los “precandidatos de unidad”, quienes para hacer buen equipo decidieron dejarse liderar por Jorge López, que ya repartía felicitaciones tras la intervención de sus compañeros suspirantes, a Patricia García incluso le tocó palmadita en el hombro: “Muy bien, Paty, muy bien, lo hiciste muy bien”, ya luego el luisarmandista Gerardo Salas se apropió del micrófono y contó la de vaqueros y que “la gente del campo es la más transparente y trabajadora”, zzzz.

Sin torta, sin quorum. Ayer los pejefans estuvieron de manteles largos, el líder moral de los morenitas recorrió los tres distritos electorales, del brazo de la entusiasta Nora Ruvalcaba, Andrés Manuel López Obrador estuvo en Jesús María, en el monumento a Morelos y en el kiosko del Jardín de San Marcos, en ninguno de los tres alcanzó las multitudes de antaño, ya sea porque Morena tiene poca capacidad de convocatoria o que en esta ocasión no acudieron a la utilización de camiones para acarreo; como sea, ahí estuvieron los que tenían que estar, los beneficiados del gran elector morenita, y hasta uno que otro colado que se las da de izquierdoso, como Salvador Camacho, exdirector de educación media superior del IEA y Martín Barberena, ajonjolí ciudadano de todos los moles.

Enjundioso como siempre pero sin chispa, López Obrador repitió el speech contra las reformas de siempre, mucha contrapropuesta y nada de apuesta; no quiso comentar nada de las declaraciones contra los nuevos partidos de Paulo Martínez, que porque no le contesta a rateros; y tampoco contestó nada acerca de las broncas que tiene su franquicia en Aguascalientes debido a sus imposiciones, aunque eso sí, nos enteramos que Ruvalcaba Gámez no está feliz por su ungimiento como candidata para contender por el Distrito III, que porque fue orden de Martí Batres y López Obrador contra su voluntad, pues siendo candidata Nora Ruvalcaba ya no puede contender por cargos en los consejos de Morena, tanto a nivel local como a nivel nacional; y eso sí ha de doler, ¿quién va a llevar la papa a la mesa cuando se acaben las elecciones?, tendrá que ponerse en ruta el asesor Fernando Alférez Barbosa tendrá que pedir un aumento de sueldo a su jefe Fernando Herrera Ávila.

Algo apesta en la hermana república de La Chona… En el vecino municipio de Encarnación de Díaz la cosa está que arde; la inseguridad es el pan de todos los días pero ahí el temor de las familias de que sus hijas desaparezcan está al rojo vivo; ayer asistimos a una manifestación en la que se demandaba información sobre el paradero de María Guadalupe Vázquez, joven de 13 años desaparecida desde el 2 de febrero. El asunto aquí es que el director de seguridad pública se mantuvo a la defensiva queriendo amedrentar a nuestra reportera que le cuestionaba sobre el trabajo de investigación, no sólo de este sino de los más de 30 casos de niñas y adolescentes desaparecidas. Tanto fue el enojo de Gerardo Germán López Hernández que mandó una camioneta a perseguir a la prensa hasta el lugar donde supuestamente se le vio por última vez a la menor. Al observar que no se encontraban solas las reporteras retornó rápidamente, dejando un Mustang rojo estacionado detrás del automóvil de su acompañante; el conductor tomaba fotografías en silencio hasta que arrancó el auto de forma instantánea ¿a qué tanto miedo?

En La Chona la gente tiene miedo y el alcalde Felipe de Jesús Romo Cuéllar no mueve ni un dedo para arreglarlo, prefiere andar de parranda y salir con sus amigotes políticos; no por nada lo llaman el “alcaebrio, ratero y de doble moral”. Para muchos habitantes la supuesta tranquilidad que se dice vivir “no es más que un asunto mediático para evitar que “le gane el PRI en las elecciones”.

La del estribo… ¿Y por qué La Chona?, porque ante las denuncias ciudadanas contra Felipe de Jesús Romo Cuéllar, ese alcalde sólo sabe reaccionar de una manera: ofreciendo dinero para acallar a la prensa, y pues no, hasta entre los perros hay razas.

Fuente: lja.mx

A la página de categoría

Loading...