Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Cómo los cambios en el diseño de Times Square evitaron más muertes este jueves

19 de mayo de 2017 06:29 PM
91 0
Cómo los cambios en el diseño de Times Square evitaron más muertes este jueves

Cómo los cambios en el diseño de Times Square evitaron más muertes este jueves

22 personas resultaron heridas y una persona murió cuando un conductor pasó a toda velocidad sobre una concurrida acera en Times Square el jueves. Inmediatamente después, los neoyorquinos se preocuparon de que el incidente pudiera haber sido un ataque terrorista, similar a los mortales ataques con vehículos en Estocolmo en abril o el ataque que dejó numerosas víctima en Niza en 2016. No lo fue: aún no se ha llegado a una conclusión final sobre el accidente, pero el conductor del vehículo, Richard Rojas, puede haber estado bajo la influencia del alcohol, una amenaza mucho más común en las calles de Estados Unidos que el terrorismo.

La fatal tragedia podría haber sido mucho más letal si no fuera por el trabajo de los diseñadores para incrementar la seguridad pública en Times Square durante la última década. El automovilista condujo hacia el norte por la acera del lado occidental de la Séptima Avenida por tres cuadras entre la calle 42ª y la calle 45ª, cuando se estrelló contra los bolardos de acero, dispositivos de seguridad pública que se introdujeron a Times Square en su reciente reconstrucción.

"El coche finalmente quedó empalado en los bolardos", dice David Burney, excomisionado del Departamento de Diseño y Construcción de la ciudad de Nueva York . " Si los bolardos no hubiesen estado allí, habría sido mucho peor".

De hecho, la persona muerta representa el primer accidente fatal de un peatón en Times Square desde 2003. Burney, quien es ahora el director del Programa de Gestión y Creación de Espacios Urbanos en el Instituto Pratt, dice que él usualmente lleva a sus estudiantes a Times Square como un caso de estudio sobre cómo lograr la descongestión del tráfico. Entre 2010 y 2017, la firma de arquitectura Snøhetta reconstruyó esta área, uno de los principales focos de tráfico peatonal en el mundo. Este trabajo de rediseño, repartidos en dos acres y medio, incluyó la dedicación de una verdadera plaza pública para peatones en el centro del emplazamiento conocido como la pajarita (Bowtie) de Times Square, el área entre las calles 42ª y 47ª a lo largo de la Séptima Avenida y Broadway. Las lesiones sufridas por los peatones en la pajarita disminuyeron de un promedio de 62 heridos al año en el período de 2006 a 2008 a 37 en el período de 2014 a 2016, una reducción de un 40%, de acuerdo al Departamento de Transporte (DOT) de la ciudad de Nueva York.

Antes de la remodelación, los peatones en las aceras terriblemente abarrotadas simplemente se esparcían hacia las calles a medida que se acercaban al corazón de Times Square. Aunque los bolardos de seguridad no son, de ninguna manera, la característica del paisaje urbano favorita de todos —no se les ve en plazas públicas en Europa— eran una necesidad para este epicentro turístico.

"Es por eso que hay bolardos allí, a causa de las preocupaciones de que los estadounidenses no están acostumbrados a las plazas", dice Faith Rose, ex presidenta de la Comisión de Diseño Público de Nueva York, y socia de O'Neill Rose Architects.

Burney —quien dirigió el trabajo de su departamento con el Departamento de Transporte de la ciudad de Nueva York, la Alianza de Times Square, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y otras partes interesadas— dice que los bolardos se añadieron al diseño por recomendación del NYPD. Son bolardos de seguridad antichoques con certificación K12, lo que significa que están diseñados para soportar totalmente una colisión de un vehículo que circule a 30 millas por hora.

Aunque los bolardos ubicados de forma transversal sobre la calle probablemente evitaron más víctimas hoy, desviar el tráfico ha conducido a un mayor aumento de la seguridad de los peatones. "El hecho de tener dos grandes calles del norte al sur que pasan por Times Square era un conflicto grave entre los peatones y el tráfico", dice Burney. "Sólo cerrar Broadway y eliminar el tráfico de esas cinco plazas para habilitar el uso peatonal, fue de por sí una tarea enorme".

El Departamento de Transporte de la ciudad está trabajando para extender las características de seguridad para los peatones en las intersecciones de toda la ciudad. Times Square es la pieza central del Programa New York City Plaza, a través del cual el DOT ha financiado el diseño y la construcción de decenas de nuevas plazas, nodos de descongestión de tráfico, zonas de seguridad escolar y otras mejoras del paisaje urbano. Al menos siete proyectos de plazas peatonales están en marcha en Manhattan, Queens y Brooklyn.

Pero son necesarias más medidas de descongestión del tráfico, dice Burney. Los peatones aún representan el mayor número de muertes por accidentes de tránsito en Nueva York, según el último informe de seguridad peatonal de la ciudad. Y, como mi colega Laura Bliss explica, es más un arte que una ciencia determinar qué cambios de diseño son específicamente responsables de cuáles efectos en lo que se refiere al fomento de la seguridad peatonal. Este cálculo se hace aún más difícil cuando se involucran los conductores ebrios.

Pero se sabe que hay una solución extremadamente eficaz: quitar los coches de las calles.

"Personalmente, creo que lo que sucedió hoy fortalece el argumento en favor de más cierres de tráfico en Times Square", dice Burney.

Fuente: univision.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0